Archive for the ‘Universidad’ Category

Seminario de Diseño de Información 2010

Sunday, August 22nd, 2010

Desde Agosto en el marco de actividades de transferencia de investigación al grado del Proyecto UBACyT A425 estaremos dictando un Seminario de Grado en la Carrera de Edición en la Facultad de Filosofía y Letras, sobre Introducción al Diseño de Información. Se cursa los viernes de 17 a 21hs. en el aula 323 del tercer piso en la Sede Puan. Se pueden inscribir además de alumnos regulares graduados de carreras afines.

Diseñar y editar son tareas que implican tomar decisiones epistemológico-proyectivas que inciden tanto en la forma como en los medios de acceso de los ciudadanos a la información y el conocimiento. Es este un proceso productor de la realidad en el cual ambas disciplinas —la Edición y el Diseño— tienen un rol activo fundamental como producciones articuladas. En las últimas décadas el Diseño de Información (InfoDesign) se ha ido perfilando como un área estratégica de las producciones visual-verbales dentro de la cultura contemporánea. Campos tan disímiles como los sistemas de representación científica, la comunicación periodística de la actualidad, la generación de documentos públicos y privados son sólo algunas de sus aplicaciones estratégicas en el diálogo actual entre ciudadanos, consumidores, Estado, medios y empresas. En esta línea el Diseño de Información puede aportar a la generación de nuevas experiencias de valor con la información pública, con preguntas que conciernen a todos los ciudadanos, preguntas cuyas respuestas no sabíamos que no teníamos, preguntas cuyas respuestas en definitiva nos pertenecen y por tanto nos afectan.

Desde esta perspectiva analizaremos en este seminario casos de Diseño de Información en medios digitales y gráficos que se caracterizan por intentar responder preguntas en la búsqueda de facilitar la comprensión y la transferencia densa hacia sectores no expertos. Esta sistematización de distintos enfoques en un modelo teórico múltiple nos permitirá contar con un marco conceptual vasto y flexible para reflexionar sobre las prácticas concretas de esta disciplina, tanto para evaluar su impacto sociocultural como para aportar pragmáticamente a la planificación y realización de piezas específicas a cargo de editores, diseñadores, infógrafos, periodistas y otros profesionales del tratamiento de la información.

El equipo docente está integrado por:
Prof. Titular: Dg. Esteban Javier Rico. Docente Ayudante: Ed. Martín Gómez
Profesores Invitados: Dra. María Ledesma, Lic. Mónica Farkas y Mg. Nicolás Pinkus.

Programa de contenidos:
Unidad 1: Diseño de Información: una disciplina emergente.
El rol del Diseño de Información en el campo interdisciplinario del Diseño Gráfico y la Edición.
Diseño de Información: Una disciplina emergente. Su corta historia.

Unidad 2: Nuevas formas de acceso a la información.
Caracterización de Información y no Información. Nuevas formas de acceso a la información. El aspecto político de este acceso y consumo. La explosión de la No Información. Los tipos de información: los cinco anillos. El advenimiento del prosumidor y las alteraciones en el panorama de la información. El lugar de la eficiencia. Esclarecimiento, no simplificación. La estructura y las formas de intercambio de información.

Unidad 3: La estructura y las formas de intercambio de información.
La información en la vida cotidiana. Conversaciones, transacciones, intercambios, preguntas, interacción. El aprendizaje a través de preguntas (búsquedas). El lenguaje de la Esquemática. Las seis grandes familias. Cómo se logra esclarecer sin simplificar a través de mapas, diagramas e infografías.

Unidad 4: La construcción de conocimiento a través del Diseño de Información.
La comprensión en el diseño de información. Datos, información, conocimiento, sabiduría. Creación de interés a través de la información: el papel de los Diseñadores Gráficos y los Editores en proyectos gráficos y digitales. Análisis de casos.

Unidad 5: Una mirada sobre la producción de los dispositivos de Diseño de Información.
Interfaces enactivas como forma de producción de conocimiento. La visualización tecnocientífica. Sistemas dinámicos no lineales y el sueño de Turing. News Maps, una mirada sobre los medios de información digitales. Arte, diseño e información, una mirada de autor: Jonathan Harris.

Las redes sociales no son lo que eran

Monday, August 16th, 2010

Por Isidro Maya Jariego

Las redes sociales ya no son lo que eran. Mariángela Petrizzo comentaba en la lista REDES que el término “red social” en la Wikipedia en español reduce su contenido a los sitios de networking en Internet. Han desaparecido casi todas las referencias al análisis de redes sociales, que sí están presentes sin embargo en la versión en inglés del mismo término. Las entradas de la Wikipedia están en permanente construcción y los cambios son reversibles. Pero es todo un síntoma:
El término “redes sociales” se utiliza en ciencias sociales desde la década de 1950 para referirse a patrones de interacción social y conjuntos de relaciones sociales. Desde entonces el análisis de redes sociales se ha ido consolidando como una disciplina centrada en el estudio de las estructuras y las dinámicas de interacción social, a la que contribuyen la antropología, la sociología, la psicología social, la economía o la física estadística, entre muchas otras. No obstante, los precursores de este enfoque nos remiten a Émile Durkheim, Ferdinand Tönnies o George Simmel.

Sin embargo, actualmente el término “redes sociales” se utiliza mayoritariamente para referirse a las plataformas o aplicaciones de networking online. Son “redes sociales” Facebook, Friendster, Linkedin, Orkut, Xing, Twitter, etcétera. Guy Hagen, presidente de Innovation Insight, mostraba con una secuencia del primer semestre de junio de 2008 generada con blogpulse que el término “redes sociales” se utiliza profusamente para referirse a dichas plataformas. Sin embargo, el uso del término “networking social” está incluso por debajo de las referencias (generalmente más especializadas) al análisis de redes sociales. Merece la pena echarle un vistazo al gráfico porque es muy ilustrativo de la tendencia.

El público en general entiende que una “red social” es una plataforma de networking online, no una estructura de relaciones sociales (sea cual sea el medio o el contexto en el que se produce). Las consecuencias para el análisis de redes sociales han sido suscitar un interés público y de los medios de comunicación inusitado para la disciplina. Pese a que ha ocurrido, dicho sea de paso, en el momento de mayor crecimiento e impacto científico en la historia del análisis de redes sociales. Por otro lado, se produce un acercamiento poco informado, que trivializa el conocimiento que se ha ido generando en este ámbito de investigación.

Como resultado, muchos de los que hacen análisis de redes sociales miran con cierto recelo el boom reciente de las plataformas de networking online. También cuestionan en ocasiones la base científica de las propuestas. Sin embargo, se trata de bases de datos electrónicas con un gran potencial para su explotación científica. De hecho, algunas investigaciones aplican de forma creativa el análisis de redes a los sitios de networking. Por otro lado, la interacción online revela nuevas pautas de sociabilidad y formas de organización emergentes de interés por sí mismas.

Las redes sociales online y el análisis de redes sociales están condenados a entenderse. Quizás una definición más amplia en la Wikipedia sea un buen comienzo.

Por Isidro Maya Jariego

Un análisis de la Teoría de la Evolución a través del InfoDesign de Ben Fry

Sunday, December 27th, 2009

La evolución de “La Teoría de la Evolución” de Darwin

El Infodesigner Ben Fry, especialista en visualización de datos, ha comparado todas las ediciones en un programa visual que permite ver en qué edición se produjeron los cambios. Cada modificación en cada edición tiene un color diferente. La Teoría de la Evolución enunciada por Charles Darwin en “El Origen de las Especies” no es una verdad estática, como algunos piensan que ocurre con las teorías científicas correctas, sino un conjunto de ideas vivas y cambiantes. Desde su primera edición en Noviembre de 1859 hasta la última en 1872, a lo largo de las seis ediciones escritas por Darwin, hubo numerosas modificaciones y añadidos. Aunque el núcleo central de la teoría permaneció inmutable, se añadieron matices, se acentuaron ciertos enfoques, se minimizaron otros, y se replicó las críticas a las que la teoría estaba siendo sometida. Incluso hay cambios completos de ideas. En estos trece años, los datos se iban acumulando, permitiendo una visión más precisa y detallada. Mientras que la primera edición contenía unas 150.000 palabras, en la última se alcanzan las 190.000.

Algunos datos curiosos que Ben Fry detalla es que en el párrafo final de la Segunda edición se añade un “…por el Creador”, probablemente para suavizar las virulentas críticas religiosas recibidas en la Primera. O que la famosa frase de “la supervivencia del más apto” no apareció hasta la Quinta edición, y no es original de Darwin, sino del filósofo Herbert Spencer.

Los algoritmos de comparación entre textos son una herramienta realmente potente para establecer proximidades y diferencias. Aunque el que se emplea aquí aún es un poco lento de cargar y el gran volumen de información simultánea empleada hace que el análisis con detalle sea un tanto arduo. Sería interesante comparar las modificaciones introducidas en las décadas posteriores a la desaparición de Darwin, para ver cómo se forja la actual Teoría Sintética de la Evolución. Claro que, como los textos en este caso son distintos y de distintos autores, la tarea es compleja. Si, además de colores, se establecen datos numéricos de comparación, tendremos cifras para ver la cercanía o lejanía de un texto con otro. En el resultado se constata que en la evolución cultural de la Teoría de la Evolución se dan modificaciones y añadidos de ideas muy similares a las que se observan cuando se comparan genomas filogenéticamente cercanos. Las nuevas ideas se encajan en determinados sitios, en el contexto que les corresponde, mientras que las mutaciones genéticas también sólo son operativas en su ubicación concreta. Así, por ejemplo, la Segunda edición de “El origen de las Especies” es más similar a la Primera de lo que lo es la Sexta. Y la Sexta a su vez está más emparentada con la Quinta que con la Segunda. Exactamente igual a las comparaciones de genomas en organismos emparentados con relación descendiente-antecesor. En consecuencia, esta herramienta y otros algoritmos parecidos podrán ayudar a establecer qué texto o conjunto de ideas deriva de cual. Otra vez, la evolución cultural y la biológica pueden examinarse empleando técnicas similares.

Ver la aplicación: The Origin of Species por Ben Fry

Fuente: Memecio - Evolución cultural, prolongación de la biológica, Ben Fry- Blog Personal

El ecosistema de las plataformas de networking

Tuesday, July 7th, 2009

Por Isidro Maya Jariego. Universidad de Sevilla


Where I’ve Been Lately (Thomas Hawk)

Facebook, Twitter, MySpace, Econozco, Xing, Tuenti, Linkedin, Orkut, Neurona, Sclipo, hi5, Flickr… La lista es innumerable. Esto nos dice algo importante al respecto de las “redes sociales” on line. Cada sitio es un espacio de socialización por sí mismo. El usuario da de alta su perfil en una red de contactos preexistente. Es un contexto que delimita las oportunidades para la interacción y es el punto de partida para el crecimiento de la red. No obstante, vistas en su conjunto, constituyen un ecosistema de plataformas de networking.

¿Qué implicaciones tiene concebirlas como un ecosistema? Un sitio de networking ofrece, entre otras cosas, un conjunto de contactos (como una colección de tarjetas de visita). En la práctica son alternativas hasta cierto punto redundantes. Se trata de redes que se solapan parcialmente, en función del comportamiento de los usuarios y de la inter-operabilidad de las mismas. Desde el punto de vista del usuario el desarrollo de sus redes personales depende de su posicionamiento en el ecosistema. Desde el punto de vista de las plataformas, la gestión del servicio va más allá de los límites que establece su propia red. Desarrollemos brevemente estas dos perspectivas.

* Hay grandes diferencias individuales en el uso de “redes sociales”. Podemos pensar en una tipología de usuarios. Por ejemplo, hay individuos que optan prioritariamente por una plataforma de referencia. Otros combinan varias simultáneamente, a veces con un uso diferenciado de cada una de ellas. Unos pocos son muy activos, mientras que muchas personas, en cambio, se mantienen simplemente al margen de las aplicaciones para el intercambio de perfiles.

* Detrás de esta combinatoria de individuos y “redes sociales” hay patrones de relación diferenciados, en los que se ponen en juego las preferencias y las estrategias personales. Un caso paradigmático es la distribución de contactos entre plataformas. Es frecuente encontrar usuarios que hacen un uso especializado de cada sitio de networking. Por ejemplo, separando a los contactos netamente profesionales de la familia y los amigos. O bien estableciendo, de forma más o menos consciente, diferentes segmentos en función de la intensidad de la relación. Hablamos también de la tendencia a congregar o separar a los miembros de la red personal o del grado de disonancia cognitiva que el individuo está en condiciones de tolerar.

Como vemos, en el plano individual se despliegan competencias específicas para manejarse en este contexto. A veces conlleva saber dirigirse a diferentes audiencias, adaptar las estrategias de comunicación a la amplitud y las características del grupo, conocer estrategias de difusión de la información en red, modular el discurso público y privado, o cultivar la reputación mediante la acción individual y la interacción con terceros. Es necesario saber adaptarse al contexto de interacción. Enrique Dans ha proporcionado un buen ejemplo recientemente de la complejidad de estrategias que se ponen en práctica para gestionar diversas audiencias y relaciones con los sistemas de microblogging.

Por lo que respecta a las plataformas se requiere una visión amplia de la relación de los usuarios con las “redes sociales”. Un ejemplo en contrario lo proporciona la manera en la que se produce normalmente la integración de varias herramientas. La fusión de dos o más Sitios de networking no es sólo una ampliación de los recursos que se ofrecen a los usuarios a través de la acumulación de contactos. Es, de hecho, una transformación del ecosistema de redes sociales. Por ejemplo, hace dos años en mi caso personal disponía de contactos con estudiantes en Neurona y lazos profesionales débiles (conocidos) en Econozco. La adquisición consecutiva por parte de Xing de ambas plataformas se vendió como un crecimiento de la red de contactos. Sin embargo, una “fusión” de redes no necesariamente se traduce en una suma de contactos. Al contrario, pone a algunos usuarios en la tesitura de mezclar espacios sociales diferentes, o bien renunciar al tiempo invertido en el desarrollo de perfiles y la gestión de contactos en al menos una de las plataformas.

Por Isidro Maya Jariego.
Universidad de Sevilla

La expansión de la Tercera Cultura

Sunday, January 18th, 2009

Tercera cultura es un término acuñado por el editor John Brockman en su libro de 1995 The Third Culture. El concepto hace referencia al supuesto divorcio entre la cultura humanística y la científica que C. P. Snow había diagnosticado en su obra Las dos culturas, entendiendo la necesidad de una tercera cultura que generara un nuevo emergente de conjunción, comunicación, producción de conocimiento y pensamiento, sobre la base de una filosofía natural.

Las dos culturas es el nombre de un tópico cultural contemporáneo que deriva del título de una influyente conferencia de C. P. Snow en 1959. Su tesis es que la ruptura de comunicación entre las ciencias y las humanidades es uno de los principales inconvenientes para la resolución de los problemas mundiales. Dada su formación científica y su cualidad de novelista de éxito, Snow estaba en un buen lugar para plantear el debate. Estamos hablando de dos grupos polarmente antitéticos: los intelectuales de las ciencias sociales en un polo, y en el otro los científicos. Entre ambos polos, un abismo de incomprensión mutua; algunas veces (especialmente entre los jóvenes) hostilidad, soberbia intelectual y desagrado, pero más que nada falta de comunicación y entendimiento recíproco.

John Brockman plantea que los científicos creen que los intelectuales de las ciencias sociales carecen por completo de visión anticipadora, que viven singularmente desentendidos de los problemas más complejos de la humanidad a futuro, que son en un profundo sentido anti-intelectuales, anhelosos de reducir tanto el arte como el pensamiento al momento existencial. Cuando los no científicos oyen hablar de científicos que no han leído nunca una obra importante de la literatura, sueltan una descalificación entre la burla, la ironía o la compasión por su falta de formación. Los desestiman como especialistas ignorantes. Una o dos veces me he visto provocado y he preguntado [a los no científicos] cuántos de ellos eran capaces de enunciar el Segundo Principio de la Termodinámica. La respuesta fue glacial; fue también negativa. Y sin embargo lo que les preguntaba es más o menos el equivalente científico de “¿Ha leído usted alguna obra de Shakespeare?”
La tercera cultura consiste en aquellos científicos y otros pensadores del mundo empírico que, a través de su trabajo y sus escritos, están sustituyendo al intelectual tradicional en la tarea de aclarar los significados más profundos de nuestras vidas, redefiniendo quienes y qué somos.

Hay signos optimistas sobre la inclusión de los académicos de las humanidades dentro de la tercera cultura, académicos que piensan del mismo modo que los científicos. Piensan que existe un mundo real y que su tarea es comprenderlo y explicarlo. Someten sus ideas a prueba en términos de coherencia lógica, poder explicativo y conformidad con los hechos empíricos. No difieren de las autoridades intelectuales: las ideas de cualquiera pueden ser desafiadas y los progresos del entendimiento y del conocimiento se acumulan a través de tales desafíos. No reducen las humanidades a los principios físicos y biológicos, pero piensan que el arte, la literatura, la historia o la política –una completa panoplia de temas humanistas- necesitan tener en cuenta a las ciencias.

Las conexiones realmente existen: nuestras artes, nuestras filosofías, nuestra literatura, el producto de las mentes humanas interactuando unas con otras, y y la mente humana son un producto del cerebro humano, que se encuentra organizado en parte por el genoma humano y evoluciona por los procesos físicos de evolución. Al igual que los científicos, los académicos de humanidades basados en la ciencia son intelectualmente eclécticos, buscan ideas en una gran variedad de fuentes y adoptan aquellas que prueban ser útiles, más que aquellas que operan dentro de “sistemas” o “escuelas”.

Y este no es el camino de una sola dirección. Así como los académicos de las humanidades basadas en la ciencia están aprendiendo de la ciencia, y están influídos por la ciencia, los científicos están alcanzando una comprensión más amplia sobre el origen de su propio trabajo a través de las interacciones con los artistas y diseñadores de la información.

Repercusión en España
El 19 de noviembre de 2008 se presentó la Plataforma Tercera Cultura con la intención declarada de fomentar la superación entre ambas ramas del conocimiento mediante un trabajo de divulgación científica y de promoción del racionalismo y el humanismo secular. Entre sus miembros se encuentran los periodistas Arcadi Espada, José Pardina, el escritor Ibn Warraq o el filósofo Fernando Savater.

Repercusión en Argentina
En 2008 se formó la Fundación Tercera Cultura con una avanzada de científicos, artistas, intelectuales, diseñadores, investigadores, profesores que han convergido en la creación de esta ONG con fines de promoción y difusión de esta temática y que tendrá en el primer semestre de 2009 una gran Maratón de Pensadores sobre Ciencia y Cultura contemporánea.


Ver Notas Relacionadas de RedInfoDesign
Infoxicación, neurobiología y diseño de información
Jonathan Harris. Philotaxis
Jonathan Harris. 10×10™
Hans Rosling: diseño de información para comprender los cambios de nuestro mundo.

Por Esteban Javier Rico

Nuevo site de Red InfoDesign

Sunday, August 17th, 2008

Desde el año 2004 conformamos un equipo de investigación sobre el Diseño de Información en la Carrera de Diseño Gráfico de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires. El desafío era poder desarrollar nuevas investigaciones que encontraran nuevos campos disciplinares desde la comunicación visual y el diseño gráfico hacia el InfoDesign o InfoDiseño.

En las últimas décadas, el Diseño de Información (InfoDesign) se ha ido perfilando como un área estratégica de las producciones visual-verbales del Diseño Gráfico contemporáneo. Campos tan disímiles como los sistemas de representación científica, la comunicación periodística de la actualidad, la generación de documentos públicos y privados son sólo algunas de sus aplicaciones estratégicas en el diálogo actual entre ciudadanos, consumidores, Estado, medios y empresas. Sin embargo, a pesar de su fuerte gravitación en la configuración de la subjetividad contemporánea, aún no ha recibido en el medio local, la reflexión sistemática que requiere. Este proyecto se propone desarrollar una producción teórica que avance en la caracterización del Diseño de Información, colaborando además a la conformación de una teoría del diseño dinámica y aglutinadora de las demandas actuales del campo del Diseño Gráfico.

Parte sustancial de los antecedentes fueron desarrollados en el marco del proyecto de Investigación “El Infodesign en la producción y la presentacion de conocimientos. Aplicación y desarrollo de un caso de estudio en redes acádemicas de investigación”, dirigido por Esteban Javier Rico y co-dirigido por Nicolás Pinkus de la Secretaría de Investigaciones en Ciencia y Técnica. Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo. Universidad de Buenos Aires. ( Resol. CD 276/04). Sin duda, decantan en este último trabajo, las reflexiones desarrolladas en el marco del Ubacyt Bienal  A020 “Nuevos modos de producción y de lectura para la gráfica convencional y digital” dirigido por María Ledesma (SICyT - Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo) y de la investigación desarrollada por Esteban Javier Rico “Nuevas tecnologías de la información y de la comunicación en la enseñanza del diseño”  llevada a cabo dentro del marco de la beca del Programa NuevaTec-FADU para la mejora de la enseñanza de conocimientos tecnológicos en Arquitectura y Diseño, en el Departamento de Investigación Multimedial de la Universidad Maimónides, Buenos Aires.

Esperamos que este espacio en la red permita el intercambio entre los interesados de esta área temática, pueden contactarnos al correo electrónico abajo indicado.